Insistir, persistir y no desistir… Nos siguen estigmatizando

Martes, 22 de Junio de 2021

Insistir, persistir y no desistir…  Nos siguen estigmatizando

“Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada. Los nadies. los ningunos, los ninguneados.   Que no son, aunque sean. Que no son seres humanos, sino recursos humanos. Que no tienen cara, sino brazos. Que no tienen nombre, sino número. Que cuestan menos que la bala que los mata.

Eduardo Galeano

 

Denunciamos públicamente, acciones continuas de persecución sindical al interior de Confiar, cooperativa que se ufana de ser diferente, incluyente y que apoya causas sociales y solidarias; como quien dice: “aplican términos y condiciones”.

Reiteramos nuestra exigencia para que Confiar establezca la política sindical, con el ánimo de que la administración respete a cabalidad el derecho de libre asociación consagrado en el artículo 39 de la Constitución política de Colombia, y que está además refundado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, el Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, Protocolo adicional a la Convención americana sobre derechos humanos, Convenios 87 y 98 de la OIT, ratificado por el estado Colombiano mediante las Leyes 26 y 27 de 1976 respectivamente. El Código Sustantivo del Trabajo en los artículos 12 y 486, y la Ley 26 de 1976. Esta solicitud se ha extendido al máximo organismo de dirección de la Cooperativa: La Asamblea, quienes se han hecho los de la vista gorda con el asunto, desconociendo nuestro origen obrero y sindical.

Son muchas las situaciones que hemos vivido como sindicato a lo largo de estos años, que dan cuenta de los señalamientos y la exclusión de la que hemos sido objeto, historial que pueden consultar en la página www.conraiz.org, allí hemos dejado plasmado uno tras otro cada atropello. Pero como la historia no termina ahí, denunciamos dos situaciones recientes que reiteran la persecución sindical que se vive en Confiar.

El primer suceso tiene que ver con las decisiones tomadas con las personas sindicalizadas, que una vez que se afiliaron fueron trasladadas de su lugar de trabajo, exigiendo largos recorridos, lo que afecta su desplazamiento y deteriora altamente su calidad de vida, limitando el tiempo de descanso, el espacio para compartir con sus familias y su economía porque deben incrementar los gastos de transporte.

Estas decisiones van en contravía al bienvivir que propone la Cooperativa. ¿Será que la administración tiene en cuenta las necesidades de los y las trabajadoras al momento de hacer estos traslados? ¿Será que la diferencia si está en Confiar?

El segundo caso es tan delicado como el primero, y es que nos han informado que la directora de la Zona Área Metropolitana tiene entre ceja y ceja al sindicato, a tal punto que ha llamado a trabajadores y trabajadoras para preguntarles si tienen cercanía con el sindicato o, por qué están consultándonos por situaciones laborales que los aquejan. ¿Cuál es el temor para que los y las trabajadoras nos pregunten e indaguen sobre normas y procesos que buscan defender sus derechos? ¿Será que son muchas las acciones que vulneran a las personas trabajadoras al interior de la cooperativa?.

Responsabilizamos a la administración de Confiar, Consejo de Administración y demás entes, de cualquier acción que se realice en contra de los y las trabajadoras sindicalizados o de aquellas que manifiesten su cercanía. Hacemos un llamado a las personas trabajadoras a conocer sus derechos y los medios para su defensa, y les invitamos a hacer uso de su legítimo derecho a sindicalizarse, para así fortalecer nuestra justa reclamación por mejores condiciones laborales.

Es urgente pasar de un discurso muy bonito, a acciones que realmente redunden en la libertad y los derechos de los trabajadores y trabajadoras.