Alerta por persecución sindical - Comunicado de solidaridad para con Lina María Mejía por su renuncia motivada

Martes, 16 de Octubre de 2018

Alerta por persecución sindical - Comunicado de solidaridad para con Lina María Mejía por su renuncia motivada
Alerta por persecución sindical
Comunicado de solidaridad para con Lina María Mejía
por su renuncia motivada por acoso laboral

Un nuevo acto de vulneración a los derechos y la dignidad de los/as trabajadores/as se vive al interior de Confiar y Fundación Confiar, se trata de lo sucedido con la Compañera Lina María Mejía quien se vió obligada a renunciar al cargo que venía desempeñando como Coordinadora del proyecto de Investigación el pasado 20 de septiembre de 2018. Lina María, se reintegró a sus labores el pasado 25 de Junio de 2018, luego de su licencia de maternidad y periodo de vacaciones. Su renuncia se da luego de presentar una queja verbal ante los responsables legales de la entidad por maltrato el día 03 de Septiembre de 2018, y posteriormente el día 13 de Septiembre la realiza por escrito ante el Comité de Convivencia, la cual lleva como asunto “queja por maltrato en el entorno laboral” por parte de su jefe inmediato, éste último organismo le da una respuesta que por escrito que no es clara y contiene la firma de todos los integrantes del comité, donde consta que el director ejecutivo y representante legal de la Fundación es parte del comité de convivencia, siendo juez y parte de la situación, dado que en su rol de administrador no tomó medida alguna correctiva sobre la queja informada y en cambio la administración le notificó por escrito, que la queja se trataría en su evaluación de desempeño, cabe resaltar que su evaluación sería realizada por la persona que la agredió, su jefe inmediato y el director ejecutivo. Así mismo, el comité de convivencia de la Fundación Confiar nunca llamó a declaración verbal a la trabajadora y al parecer, tampoco trató a profundidad la queja, puesto que dicha instancia no cuenta con acta escrita sobre el tratamiento de su caso según le respondieron por escrito, ante su solicitud.

Durante los 6 años de su instancia en Confiar, Lina María experimentó episodios de acoso y maltrato laboral en varias oportunidades, y en todas ellas expresó y documentó tanto al comité consultivo laboral de Confiar Financiera (la Fundación no contaba con comité de convivencia laboral hasta mediados del 2018), al Área de Gestión Humana de Confiar Financiera, a la Junta Directiva de la Fundación Confiar, entre otros, los cuales no tomaron medidas sobre su situación.

Una de las acciones más agraviantes por parte de la Administración contra la trabajadora fue la degradación del cargo que desempeñaba Lina María desde el año 2012 hasta el mes de Diciembre de 2017, sin que mediara debido proceo ni evalaución de desempeño alguno. El cargo que desempeñaba antes salir a su licencia de matertidad y periodo de vacaciones, era como Coordinadora del Área de Educación con 3 programas y 9 proyectos a cargo: Programa de Educación y Participación, Programa de Juventud y Programa de Investigación (antigua estructura de la Fundación Confiar), destacandose por la gestión en multiples proyectos que fueron diseñados por ella para la entidad, que llegaron a los diferentes territorios donde Confiar hace presencia, y del cual han hecho parte multiples Aliados en el país: Tiempo Solidario, En-claves Juveniles, Comités de Participación por agencias, Ser Cooperador, Grupos de Estudio, Escuela de Sistematización de Experiencias Vivas, entre ellas vale destacar la Estrategia de Participación y Gobernabilidad, que permitió hasta la Delegataria actual, garantizar un proceso de participación crítico y con asiento territorial, con un alto nivel de formación política y con un profundo conocimiento de los objetivos estratégicos superiores de la Cooperativa.

Pero la historia de Lina María no es un caso aislado, a este se suma la renuncia motivada el pasado 28 de septiembre de 2018, de la compañera Diana Lucía Jaramillo, con 5 años de trabajo en la Fundación, quién se encontraba ejerciendo el cargo de Gestora Educativa, quien también se quejó verbalmente a la administración por maltrato laboral el día 04 de septiembre de 2018, precisamente contra el mismo jefe inmediato. Así mismo, su renuncia se debió a la falta de garantías por parte de la dirección de la Fundación en su evaluación de desempeño, donde se utilizó la queja realizada por ella, en su contra en los items de comunicación y relacionamiento, evaluación realizada por la persona que la agredió y el director ejecutivo. ¿Coincidencia?, nosotros no lo creemos.

A estos casos debemos sumarle, las renuncias motivadas de otros compañeros/as que durante años han visto vulnerados sus derechos asociativos y laborales:

Es necesario entonces mirar en retrospectiva y recordar que:

  • Mayo de 2018: Traslado de Fumdacion a Confiar de las compañeras Paula Janice Galán, Promotora de Cultura y Recreación, y Sonia Posada, Secretaria Fundación Confiar, con el argumento de que no “cabían en la nueva estructura” de la Fundación.
  • Enero de 2018: Renuncia motivada del compañero César Sánchez Mujica, Gestor Educativo y Cultural de la Fundación Confiar en la Zona Capital.
  • Diciembre de 2017: Despidos sin justa causa de los Compañeros Leonardo Jiménez, Coordinador Programa Nacional de Juventud, y Genaro Guarín del Centro Social y Recreativo el Paraíso, de la Fundación Confiar.
  • Septiembre de 2017: Renuncia motivada de la compañera Elizabeth Castaño Daza, Secretaria General de Confiar.
  • Junio de 2017: Renuncia motivada del compañero Daniel Alberto Romero, Promotor Agencia Confiar Yopal.
  • Agosto – Septiembre de 2017: Campaña de desafiliación al sindicato por parte de la administración donde se pasó de tener 18 afiliados a 7.

Esto sin contar con la degradación laboral de la que han sido objeto los compañeros Joaquín Suárez con 14 años de antigüedad en la Fundación y parte de la cooperativa desde sus 14 años de edad., Coordinador de Sostenibilidad y Protección Ambiental, quién a la fecha debe realizar su labor desde el escritorio la mayor parte del tiempo y desplazándose de manera limitada a las zonas que autorice el Director de la Fundación Confiar; y Paula Gómez con 23 años de antiguiedad, Analista de Comunicaciones a quién le restituyeron algunas funciones para la planeación y realización de eventos, pero con la prohibición de desplazarse a las zonas para ejecutarlos y quien desde su afiliación al sindicato le fue retirada la función como maestra de ceremonias de los eventos institucionales donde aparecía públicamente. Estas denuncias están publicadas en la página Web www.conraiz.org, los invitamos para que la visiten y amplien la información.

No obstante nuestra lucha continúa haciendo uso al derecho de la libre asociación, que está sustentado en la ley, específicamente en el Código Sustantivo del Trabajo artículo 354, y la Constitución Política de Colombia en el artículo 39. Así mismo, seguiremos velando por la sostenibilidad del proyecto Cooperativo y Solidario que Confiar ha representado para nuestra sociedad.

Atentamente,

 

COMITÉ EMPRESA CONRAIZ

Sindicato Uneb - Confiar